Cascos

NORMAS EUROPEAS DE REFERENCIA

EN 397 Cascos de seguridad para la industria
EN 812 Gorras antigolpe industriales

Todos los equipos pertenecen a la Categoría II (riesgos de grado medio o elevado) de la clasificación de los EPIs.

La Norma Europea EN 397 especifica los requisitos físicos de comportamiento, los métodos de ensayo y los requisitos de marcado de los cascos de seguridad para la industria. Las exigencias obligatorias se aplican a los cascos de uso general en la industria. Los requisitos adicionales de cumplimiento opcional se incluyen para aplicarlos solo cuando sea específicamente requerido por el fabricante del casco.

EXIGENCIAS FÍSICAS

El casco debe incluir al menos un casquete y un arnés.

Para aquellas partes del casco que entren en contacto con la piel, no se deben usar materiales de los cuales se sabe que puedan causar irritación de la piel o cualquier efecto adverso en su salud.

Aquellas partes del casco, sus accesorios o elementos de fijación que estén en contacto con el usuario o susceptible de estarlo, cuando el casco está siendo utilizado, no deben presentar artistas vivas, rugosidades o salientes tales que puedan causar daño al usuario.

Cualquier elemento del casco que pueda ser ajustado o retirado por el usuario con la finalidad de reemplazarlo, debe ser diseñado o fabricado de forma que facilite el ajuste, retirada o fijación sin recurrir al uso de herramientas. Cualquier sistema de ajuste incorporado al casco, debe ser diseñado y fabricado de forma que no llegue a estar incorrectamente ajustado sin el conocimiento del usuario, en las condiciones previsibles de uso.

Las gorras antigolpe industriales sirven para la protección de la cabeza del portador si la cabeza golpea fuertemente contra objetos duros e inmóviles causando heridas laceradas y otras heridas superficiales hasta el aturdimiento. Las gorras antigolpe no ofrecen protección alguna contra el efecto de objetos que caen o que son lanzados o de cargas en movimiento o suspendidas.

Una gorra antigolpe industrial no se debe confundir con un casco de protección industrial según la EN 397.